GeneXFit

Los seres humanos somos 99,9% idénticos a nivel de secuencia del ADN mientras que la variación en el 0,1% restante es responsable de diferencias fenotípicas como el color de pelo, altura o riesgo de sufrir una lesión. De esta manera, nuestra composición genética puede tener una notable influencia en la definición de un programa de entrenamiento personalizado que permita alcanzar un rendimiento atlético optimizado.

El descubrimiento científico, cada vez mayor, de las interacciones entre la genética y el ambiente refuerzan la importancia de integrar la información genética con la información de la capacidad física, la predisposición a lesiones y la capacidad de recuperación de cada individuo.

El perfil genético de atleta que permite identificar este estudio del ADN, conduce a un conjunto claro de recomendaciones que complementan los programas de entrenamiento físico. Dichas recomendaciones deberán contar con la supervisión de un entrenador personal, ya que su seguimiento puede resultar altamente beneficioso para mejorar su rendimiento atlético, facilitando así el alcance de sus objetivos a largo plazo.

¿Cómo lo hacemos?

La genotipificación se realiza utilizando un Microchip de ADN en el procesador Illumina Human Omni Express BeadChip. Esta plataforma de microarrays está diseñada para proporcionar un alto rendimiento de muestras y un análisis genético óptimo

Las asociaciones identificadas entre los genes estudiados y la respuesta del organismo a la ingesta de alimentos, así como el riesgo genético que predispone a padecer lesiones o a poseer un determinado potencial atlético, se apoyan en estudios científicos validados.  

¿Qué analizamos?

En esta prueba genética, se analiza el ADN extraído de muestras de sangre o saliva, con el fin de evaluar de forma exhaustiva la variación genética individual en 43 variantes genéticas de 33 loci.

Las variantes que incluye el estudio se encuentran directamente vinculados con el potencial atlético, el riesgo de lesiones y necesidades específicas del paciente. Así, la información recogida permite la evaluación genética individual de las siguientes áreas, con el objetivo de determinar cómo responde el cuerpo a cada tipo de entrenamiento:

¿Qué ofrece esta prueba genética?

Con un enfoque innovador de la medicina personalizada, esta prueba genética aporta:

1. Visión global, integrada y práctica del perfil genético de cada individuo, suponiendo un impacto positivo en el potencial atlético del deportista.

2.  Recomendaciones que permiten establecer un programa de entrenamiento más eficiente, una tonificación y musculación más saludable y sostenible, así como sugerencias de fitness más personalizadas.

3. Mayor protección ante lesiones graves mejorando su capacidad de recuperación, así como también permite conocer necesidades nutricionales para mejorar la recuperación del entrenamiento.

Deja un comentario